Noticias

pilona calle

Pilonas y bolardos, una manera de contribuir a la seguridad en las ciudades.

El uso de estos sistemas se está extendiendo como recurso para evitar actos terroristas.

Las pilonas o bolardos son obstáculos que se colocan en el suelo y sirven para delimitar vías de circulación y espacios de aparcamiento, gestionar el acceso a lugares públicos o privados o simplemente, para proteger espacios que no son autorizados al paso de vehículos. Además, estos sistemas funcionan como equipamiento disuasorio y anti-alunizaje y, desde que se empezaron a emplear vehículos para cometer atentados, se está extendiendo su uso como primera solución para evitar actos terroristas y aumentar la seguridad en las ciudades.

Aprimatic lleva 30 años diseñando y produciendo todo tipo de sistemas de automatización, así como dispositivos de seguridad y otras soluciones basadas en distintas tecnologías para ámbito residencial e industrial. En el caso de la fabricación de pilonas y bolardos, Aprimatic produce y comercializa los modelos APRIPASS y está reconocida como una de las empresas más importantes del sector, aportando siempre la última tecnología y cumpliendo estrictamente con todas las certificaciones y la normativa en seguridad vigente.

Tipos de pilonas y bolardos

En la actualidad existen en el mercado diferentes tipos de pilonas o bolardos de diversos materiales según las necesidades y usos que se le vayan a dar: fijos, semiautomáticos o automáticos. En el caso de los bolardos antiterroristas, Aprimatic dispone de varios modelos tanto fijos como automáticos o semiautomáticos.

Las pilonas o bolardos fijos son una buena solución para la delimitación de espacios proporcionando seguridad con un diseño estético. Con este tipo de pilona se puede restringir el paso a vehículos aportando mayor seguridad a los viandantes. Existen pilonas de materiales robustos y resistentes especialmente indicadas para su uso contra acciones terroristas o evitar robos con alunizajes. Emodelo APRIPASS F4 275, una pilona fija de empotrar de gran resistencia, que incluye una tapa con luces LED para mayor visibilidad. Este tipo de pilona ha sido estrictamente ensayada y cumple con las certificaciones antiterrorismo PAS68:2010 7500/50/N2 ASTM2656:2007 M30

En el caso de las pilonas automáticas o bolardos semiautomáticos, éstas nos permiten controlar la circulación restringida en zonas peatonales y resolver los problemas de control de acceso y regulación de tráfico rodado para garantizar la seguridad de los viandantes y peatones. Las pilonas automáticas se caracterizan por el hecho de que sus maniobras de subida y bajada están supeditadas a un control eléctrico, de manera que éstas pueden elevarse o permanecer ocultas en el suelo según las necesidades. Los modelos APRIPASS K12 330 y APRIPASS K4 275 producidos y comercializados por Aprimatic son bolardos de este tipo que ofrecen gran resistencia y están indicados para un uso intensivo (2.000 ciclos/días). Al igual que en el caso anterior, debido a su robustez y extremada resistencia, estos bolardos están especialmente indicados para su uso contra acciones terroristas puesto que han sido estrictamente ensayados y cumplen con las certificaciones antiterrorismo IWA14-1:2013 V/7200[N3C]/80/90; PAS68:2010 7500/80/N3 ASTM2656:2007 M50 y PAS68:2010 7500/50/N2 y ASTM2656:2007 M30 respectivamente.