Noticias

Compartir

Conclusiones del Proyecto Nacional de Vigilancia sobre puertas motorizadas industriales, comerciales y de garaje

La Conferencia Sectorial de Industria y de la PYME, en la que se articula la colaboración entre el Ministerio de Industria, Turismo y Comercio, y las comunidades y ciudades autónomas, ha promovido a través del Grupo de Trabajo de Unidad de Mercado la realización de una campaña de vigilancia de mercado de alcance nacional para comprobar el nivel de cumplimiento normativo de las puertas motorizadas industriales, comerciales y de garaje que son puestas en el mercado.

La ejecución de la campaña, se ha llevado a cabo desde abril de 2017, una vez definido el protocolo común de actuación que se seguiría en todas las inspecciones y tras celebrar en colaboración con la Federación Nacional de Fabricantes, Instaladores y Mantenedores de Puertas y Automatismos (Fimpa), una jornada técnica sobre los puntos más importantes a comprobar.

En el proyecto han participado las siguientes comunidades autónomas:

  • Andalucía
  • Aragón
  • Castilla y León
  • Cataluña
  • Comunidad de Madrid
  • Comunidad Valenciana
  • Islas Baleares
  • País Vasco

Los resultados de esta campaña se adelantaron en las Jornadas Técnicas celebradas en la Feria de Smart Doors, organizadas en colaboración con Fimpa, y las conclusiones más representativas son las siguientes:

“Los resultados obtenidos hasta el momento en el proyecto de vigilancia de mercado son francamente malos y parecen dibujar un sector en el que una buena parte de los fabricantes presentes en el mercado incumplen la normativa vigente. Si bien es cierto que se trata aún de resultados iniciales que pueden verse modificados a la luz de las alegaciones presentadas por los agentes afectados, el hecho de que el 91,1 % de las puertas inspeccionadas presenten a primera vista defectos en los puntos inspeccionados no resulta muy esperanzador, sobre todo si se tiene en cuenta que seis de cada diez han presentado defectos graves directamente relacionados con la seguridad de las personas.

El elevado porcentaje de puertas que son suministradas sin los documentos necesarios (un 70,2 % sin declaración de prestaciones, cuando no se trata de productos fabricados por unidad, y un 59,3% sin declaración de conformidad) parece apuntar a que muchos fabricantes desconocen la normativa o la incumplen de forma sistemática. También cabe destacar que, incluso en aquellos casos en los que los fabricantes intentan observarla, no incluyen en los mismos mucha información obligatoria (un 48 % de las declaraciones de conformidad y un 27,8 % de las declaraciones de prestaciones adolecen de este defecto) o no colocan en las placas de características las inscripciones necesarias (un 78,3 % de las puertas con marcado CE carecen de las marcas reglamentarias), lo que parece apuntar a que es necesario realizar una mayor labor de divulgación de la normativa entre el sector. Es también muy sintomático que cerca de una de cada tres puertas (un 32,5 %) no lleven siquiera el marcado CE, algo que no parece tener ninguna explicación razonable.

Teniendo en cuenta todo lo anterior, se considera imperativo reforzar las medidas adoptadas hasta el momento para vigilar este mercado”.

Fimpa ha tenido conocimiento de que, ante estos pésimos resultados, el Grupo de Trabajo de Unidad de Mercado ha decidido reeditar este año la campaña nacional de inspecciones de puertas motorizadas industriales, comerciales y de garaje, en la que van a participar aún más comunidades autónomas, y adoptar medidas sancionadoras serias contra los incumplidores. Asimismo, está previsto poner en marcha varias campañas divulgativas dirigidas tanto a los fabricantes de puertas como a los principales colectivos que participan en la instalación, legalización y adquisición de las puertas (tales como arquitectos, corporaciones municipales y administradores de fincas) para que conozcan la normativa aplicable y los requisitos que deben cumplir éstas.

Fuente:Interempresas